domingo, 20 de enero de 2013

La Trácker automática: 3 años y ¡¡vá de Nuez!!

(14 de Diciembre, 2013)

Frustrante: ni termino de cerrar el patiecito de la Hacienda con ventanas y la Trácker hubo que traerla sin cambios y con grúa. Otra vez bajar las cajas de velocidades (son dos cajas: la de cambios automáticos con 3 velocidades, y la de transferencia con 2 velocidades y tracción 4x4 o 4x2).

Ya separadas ambas cajas, abro la automática quitando la campana y la bomba de aceite: se repite la misma historieta de hace 3 años, en el mismo canal y a la misma hora (la primera vez que reventó los cambios, también teníamos 3 años usando la Tráquer).


Para colmos, la Perica no aguantó el tren de vida que Vicky exige de sus vehículos: con número desconocido de vueltas en su odómetro (cuentakilómetros pero en millas), NUNCA se abrió su monoblock ni la caja automática tampoco, desde que salió de Alemania. Si bien la Trácker es de 1998 y tronó su caja dos veces, la Perica es de 1973 y sigue funcionando, anque dejáron de entrar la Reversa y la Directa (D=velocidad de carretera); ahora la uso localmen te en Cuernabalas para mi diario quehacer, sin tomar carretera ni a Tepoztlán. Lo bueno que Jean Loup Diyey (DJ) vive con nosotros desde hace un año y tiene una Pointer 2002 guayín (rubia o camioneta): ahora tenemos DOS "Azadones de Palo" en la casa d'este mecánico, duplicando tal tradición mexicana. De nuestros tres vehículos sólo uno es plenamente funcional. Y el Sol ni me calienta ya.

Recordando mis tiempos como mecánico de Tractores y Camiones, con mi compadre Lucio (QEPD: ¡Abrazos, Compadre!) allá en Nepopualco, decidí ir a Cuautla para recorrer sus deshuesaderos de autos. La experiencia con Xoxocotla fué totalmente desastrosa, venden las piezas usadas MÁ$ CARA$ e incompletas que si fueran totalmente nuevas. En México Distrito Federal se tardaron NUEVE MESES en conseguirme una caja entera (nada barata, tampoco) y tanto tiempo de servicio pesado como taxi particular de Vicky, ayudó para desarrollar los achaques de edad en mi Perica. Le gusta viajar por carretera porque vá a velocidad constante y pareja, no le gusta el arrancar y frenar a cada rato y durante 9 meses; sabemos que es lo peor para cualquier vehículo, anque sea nuevo y usado pos con más razón.

Después de dos horas en Cuautla recorriendo deshuesaderos y refaccionarias, TODOS nos mandaban con el taller de los Bautistas, originarios de Tetela del Volcán (ahi sobre el Popo, donde estás tan cerquita del cráter , que si estiras la mano puedes tocar al domo de lava con el dedo ¡mi cae! estando en alerta amarilla fase dos ...).

Cuando me presenté con Juan Bautista en su taller al bordo de la autopista hacia Puebla, nació la amistad de quienes nos chiflan las máquinas y sus reparaciones. Casualmente estaba desarmando una Trácker y tuvo la pieza necesaria al otro día, a MITAD del precio de hace 3 años. Una semanita más y también me consiguió un juego de juntas totalmente nuevo y correcto (la vez pasada, tuve que contentarme con juntas para la caja automática de 4 velocidades y modificarlas, que mi caja es de 3 velocidades).

Opinó que si desaparecía la rondana de plástico, era porque el aceite de los cambios se calentaba demasiado: habría que ponerle un radiador de aceite (como en autos automáticos de los 60's, donde nació el diseño de ésta caja HidraMatic de GM). Pero no derretiría una rondana de bronce, como se usaba antes del plástico.

Siendo fechas Navideñas en pleno Marathón Guadalupe-Reyes, tengo la Suerte que don Mario Morales nuestro tornero local, sea un verdadero artesano que ama su oficio y trabaja en fechas sanctas (y non sanctas también) para sobrevivir, como hacemos el 90% de los mexicanos empobrecidos por nuestro narcoGobierno. Me reprodujo la pieza de plástico tallando un bloque de bronce y me la entregó el último día del año.

Éste lunes 13, resucitó la Tracker y además funciona correctamente; mientras, Vicky anda en viaje de trabajo por San Diego. Ahora usando la Trácker, ya puedo buscar con Juan Bautista las piezas para que mi Perica vuelva a viajar por carretera (y con reversa que no sea por gravedad), que ¡de citadina no tiene ná! PERO, primero: quiero acabar las ventanas o el frío del calentamiento global, nos congelará hasta los huevos.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BiENVENiDO, estás en tu casa.